Ranking de la exitosa saga basada en los libros de fantasía escritos por J.K. Rowling


Los siete libros de la saga de Harry Potter, escritos por J.K. Rowling, y las ocho películas basadas en estos han tenido un enorme impacto en la cultura popular. Los films han recaudado más de 7.000 millones de dólares. Además han creado una huella indeleble. Existe una comunidad formada a nivel mundial por millones de fans, autodenominados Potterheads. Su popularidad ha dado lugar a su vez a parques temáticos, merchandising, etc.

Se trata de una saga cinematográfica muy extensa. Cuatro directores (Chris Columbus, Alfonso Cuarón, Mike Newell y David Yates) se sucedieron en su creación, y cada uno aportó un toque diferente. Los films, que se fueron sucediendo durante diez años, varían muchísimo en tono, estilo narrativo, actuación, efectos especiales y producción, entre otros. Por supuesto, esto implica también que las películas varían en cuanto a calidad.

Aunque no sean de mis favoritas, las películas de Harry Potter me gustan y disfruto mucho viéndolas. De ahí que haya reflexionado sobre cuáles de ellas son mejores y cuáles peores. En este ranking valoraré los films combinando factores objetivos (dirección, guion, producción…) y mi impresión subjetiva de los mismos, terminando con la puntuación que le doy a cada una.

No os quiero aburrir con más preámbulos, así que vamos allá…

8. Harry Potter y el misterio del príncipe (2009)

Esta cinta se lleva el puesto más bajo en el top por varios motivos. El primero es el uso de un filtro fotográfico oscuro que volverá a utilizarse en las dos últimas entregas de la saga, la cual, en mi opinión, hace de esta película visualmente desagradable.

Otro elemento que se ha criticado de este film es la importancia sobredimensionada que da a los dramas amorosos, que ocupan una parte excesiva de la película cuando debería ser solo un complemento como mucho. En cambio, la trama del Príncipe Mestizo, la que tendría que ser la más importante (es la que da título a la obra) dura comparativamente mucho menos y está mal ejecutada: se retoma una última vez al final de la cinta, tras no ser mencionada en mucho tiempo, sin que previamente se haya explicado su significado y su supuesta importancia.

Dicho esto, hay partes del film que sí me gustan, como el funeral de Aragog y la escena siguiente, que simboliza muy bien la transición entre el tono más fantasioso de las primeras películas de Harry Potter y el aura más político, realista y oscuro de las últimas. Otra escena buena es la búsqueda del horrocrux por parte de Harry y Dumbledore.

Puntuación: 5/10

7. Harry Potter y las reliquias de la Muerte: parte 1 (2010)

Mi principal problema con esta entrega: es aburrida. Aunque El misterio del príncipe sea en general peor, para mí esta es de lejos la que menos despierte mi interés de entre las ocho películas de Harry Potter. El inicio es sólido, pero del mismo el ritmo se hace extremadamente lento, hasta el punto de que da la impresión de que, exceptuando algunas escenas interesantes, nada pasa durante la mayor parte del metraje.

Pasemos ahora a lo bueno: hay planos y secuencias mejores que en su predecesora, más efectivas a la hora de transmitir información y contar la historia por cómo están montadas. Por otro lado, me gustan mucho escenas como la de la fábula de los tres hermanos.

Puntuación: 6/10

6. Harry Potter y las reliquias de la Muerte: parte 2 (2011)

La última entrega de la saga de Harry Potter cuenta con escenas interesantes. Entre ellas, las revelaciones de Aberforth Dumbledore sobre su hermano, que revierte nuestra imagen de Dumbledore con respecto a lo que habíamos visto en las películas anteriores. La cinta hace lo mismo con Snape, pero en sentido inverso, y pienso que en ambos casos está bien ejecutado.

Asimismo, la batalla de Hogwarts es buena visualmente (acompañada de una banda sonora atrapante), igual que la última escena de Snape y la escena en el pensadero. La lucha final entre Harry y Voldemort tampoco está mal.

No por eso faltan conveniencias de guion absurdas que no deberían estar ahí, como que Ron aprenda parsel oyendo a Harry hablar en sueños o que, como dicen a lo largo de la saga, Harry tenga los mismos ojos (azules) que su madre (castaños tirando a verdes).

Pese a ello, se trata en mi opinión de un buen cierre a la historia de Harry Potter.

Puntuación: 6/10

5. Harry Potter y la Orden del Fénix (2007)

La Orden del Fénix se sitúa unos escaños por encima de los anteriores, en primer lugar, por no tener el mismo incómodo filtro que sus secuelas, lo que la hace visualmente más placentera.

Pero la película cuenta con una serie de errores de guion que la hacen peor de lo que podría ser: ¿Cómo saben en Hogwarts que Harry ha invocado un patronus en presencia de un muggle? ¿Por qué Harry no advierte de que, en la película anterior, personas supuestamente inocentes, como Lucius Malfoy, habían acudido a Voldemort? ¿De dónde sale el medio-hermano gigante de Hagrid? Estas y otras son cosas que nunca son explicadas a lo largo del metraje.

Entiendo (y de hecho me gusta) que en obras de ficción haya, de forma intencionada, elementos que no se razonen, porque eso puede dar un halo de misterio muy interesante. Pero esto no es lo que sucede aquí, sino que por accidente hay aspectos que no se aclaran, porque los guionistas no les han dado respuesta cuando la historia realmente lo pide.

Gran parte de la película se cuenta a través de montajes visuales acompañados de montajes musicales. Mi impresión ante este recurso narrativo es mixta: por un lado, me molesta porque me parece una exposición demasiado descarada; pero por otro, entiendo que pueda ayudar a agilizar la historia.

Lo que me gusta de la cinta es su subtexto político, el desarrollo de personaje del mismo Harry Potter (su lucha contra el aislamiento y cómo aprende a abrirse a los demás) y el resto de personajes y una narrativa que fluye bien y con mucha naturalidad y concluye con un gran clímax.

Puntuación: 6/10

4. Harry Potter y el cáliz de fuego (2005)

Aunque hay aspectos que no me gustan de esta entrega (que la escena de Quidditch se corte tan abruptamente, o el continuo mal genio de Dumbledore), esto se ve compensado con lo buena que es visualmente, la banda sonora o la profundización en el tono más maduro y oscuro que ya habíamos empezado a ver en El prisionero de Azcaban.

Pero el colofón es la última escena con el personaje de Cedric Diggory, que está muy bien dirigida. Las emociones que los personajes transmiten en ella, gracias a la actuación, con ayuda de la banda sonora, son desgarradoramente creíbles y te hacen incapaz de no empatizar con lo que sienten.

Puntuación: 7/10

3. Harry Potter y la cámara secreta (2002)

Lo que menos me gusta de esta entrega es cuánto se parece a su predecesora tanto visualmente como en el tono. Es la razón por la que, cuando era más joven, siempre las confundía y me costaba distinguir a qué película correspondía cada escena. Pero los aspectos positivos superan esto con creces: el desarrollo del conflicto de identidad de Harry, unos efectos especiales incluso mejores que en la primera película, la acción y la actuación.

Puntuación: 7/10

2. Harry Potter y la piedra filosofal (2001)

Una muy buena introducción a la saga por lo fantástica, detallista e inmersiva que es visualmente, el modo en que los actores reflejan y dan vida de manera convincente a los personajes que interpretan (aunque me parece mal que caracterice a Ron como tonto y cobarde, tanto en esta como en las demás películas), la banda sonora y una historia bien narrada. Por estos motivos gana la medalla de plata.

Puntuación: 8/10

1. Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004)

Es mi película favorita de Harry Potter por ser la mejor hecha desde un punto de vista cinematográfico, con planos muy bien pensados y un gran montaje escenográfico. Esto incluye el color más oscuro que sus dos predecesoras, que refleja el tono también más oscuro que las películas tendrán de aquí en adelante; y el modo en que se vale del lenguaje visual para dar información y narrar la historia, estando cada movimiento, postura y objeto repleto de simbolismo.

Puntuación: 9/10


Aquí acaba mi ranking de las películas de Harry Potter. La saga recibe una puntuación media de 6.75.

¿Qué te ha parecido este top? ¿Estás de acuerdo con él? ¿Cuáles son tus películas favoritas de Harry Potter? ¿Y cuáles las que menos te gustan? ¡En Todo acción estaremos encantados de leer tu opinión!

Películas de Harry Potter: de peor a mejor